NI UN TORERO VIVO

NI UN TORERO VIVO

Seguidores

viernes, 16 de enero de 2009

Bien por ANPBA

La asociación ANPBA continúa trabajando contra el espectáculo taurino popular más bárbaro de toda España, el denominado "toro de la vega" que se lleva a cabo anualmente en un pueblo de la provincia de Valladolid. Como saben, el espectáculo consiste en echar a un toro al campo para ser acosado por un gentío que porta lanzas de estilo medieval (con hojas de acero de unos 33 centímetros de longitud), las cuales les son clavadas al toro en cualquier parte del cuerpo hasta que el animal, herido y agonizante,cae al suelo, momento en que es apuntillado. De hecho, es imposible olvidar que, en 2000, 'Centello', nombre que tenía el toro de aquel año, estuvo más de 30 minutos con una lanza sepultada dentro del cuerpo, entrándole por la parte trasera del costado derecho y saliéndole el filo por el lomo. Aun con ese instrumento atormentándolo indeciblemente, los participantes le seguían clavando más lanzas. En una palabra, se trata de un espectáculo popular de dimensiones espeluznantes y aborrecibles. ANPBA no se olvida de los animales que, año tras año, son atormentados y martirizados en nombre de esta supuesta tradición centenaria, como si la tradición fuese argumento suficiente para justificar este espectáculo.Ni el feudal 'derecho de pernada', ni la esclavitud, ni la discriminación racial y sexual, o la quema de herejes y brujas con sus gatos, serían hoy justificables por el hecho de aplicarles el apelativo de "hechos tradicionales" que se ejecutaron continuadamente en épocas pasadas. De hecho, no existe tradición de mayor antigüedad que la propia guerra, y ello no justifica su existencia. La tradición ha de sustentarse en la moral y en la ética, y la moral y la ética actuales, más evolucionadas, repudian lo que antes era un acto cotidiano e incluso aceptado socialmente. Los espectáculoscon animales deben ser incluidos en esta misma consideración moral, motivo por el cual deberían desaparecer. De hecho, las generaciones futuras se escandalizarán cuando lean sobre el trato que aun hoy reciben los animales,de la misma manera que se echa las manos a la cabeza la sociedad actual cuando lee barbaridades del pasado como el hecho de que una mujer o un'negro' carecieran de alma o no tuvieran derecho al voto (sin entrar en las abominaciones enumeradas anteriormente como la hoguera o la esclavitud).Por ello, en relación con el espectáculo "toro de la vega", ANPBA sigue trabajando y luchando, desde la legalidad más estricta. Como bien saben, en1999, el espectáculo fue legalizado por la Junta de Castilla y León dándole la categoría de "espectáculo taurino tradicional" y blindándolo así contra las denuncias administrativas que pudieran interponerse contra el trato que recibe el toro. Por ello, ANPBA utiliza el lobby de presión ante las autoridades competentes de la Junta de Castilla y León para tratar de ir desgastando el espectáculo hasta conseguir, en un futuro, que sea prohibido,a través de la modificación de la normativa legal que lo regula. Pero la tarea no es fácil porque se trata de un espectáculo legal, de modo que sólo el 'lobby' de la presión política y social pueden utilizarse en la actualidad contra el mismo.Así, en septiembre de 2008, ANPBA solicitó formalmente una reunión con laComisión Regional de Espectáculos Taurinos de Castilla y León, entidad asociada a la autoridad competente en materia de espectáculos taurinos enCastilla y León, y dicha reunión fue concedida, de modo que en ella ANPBA tuvo la inmejorable oportunidad de tratar directamente con las autoridades competentes la problemática del espectáculo, su rechazo social y la necesidad de acabar con el acoso que recibe el animal. ANPBA también esgrimió un documento oficial e histórico, fechado en 1966, al que laAsociación tuvo acceso a través de la Administración General del Estado que le envió una copia a solicitud de ANPBA. En dicho documento, la Comisión de Festejos del Ayuntamiento solicitaba al entonces Gobernador Civil de la provincia de Valladolid que les permitiera celebrar el espectáculo y que, para ello, el espectáculo sería "humanizado" (utilizando las propias palabras del documento municipal) de modo que el toro de la vega no sería herido con lanzas, y el espectáculo se convertiría en un mero encierro. Este documento oficial, descubierto por ANPBA y esgrimido en la reunión, causó impacto entre los asistentes pues es demostrativo de que el espectáculo puede ser modificado (como un paso previo a su desaparición). De hecho, la queja de ANPBA constó en acta. La Comisión Regional prometió tratar el asunto que se le estaba exponiendo. Asimismo, en agosto de 2008, ANPBA remitió un escrito a la Alcaldesa-presidenta del municipio en el que se lleva a cabo el espectáculo, esgrimiendo, también, el mencionado documento histórico emanado, 42 años atrás, DEL PROPIO AYUNTAMIENTO, y solicitando la modificación del espectáculo de modo que las lanzas fueran eliminadas. Como la Alcaldesa no ha contestado en el plazo establecido en la Ley 30/1992LRJ-PAC, y, muy especialmente, en la Ley Orgánica 4/2001, de 12 denoviembre, Reguladora del Derecho de Petición, ANPBA ha presentado recientemente una Queja formal ante el Procurador del Común (Defensor delPueblo) de Castilla-León, la cual acaba de ser admitida a trámite. Concluyendo: ANPBA seguirá utilizando todos los medios que el Estado deDerecho pone a su disposición para abogar por los toros utilizados en este espectáculo, conviertiéndose en la voz de los que no tienen voz, hasta conseguir que el trato infligido al toro durante siglos en este espectáculo se convierta en una pesadilla del pasado. Aunque reconocemos que aún queda mucho trabajo por delante hasta acabar con el espectáculo, no cabe el desánimo, pues, respecto a los ejemplos existentes sobre la importancia dela perseverancia, y parafraseando lo que nos decía recientemente en su e-mail una socia, en otros tiempos los "negros" fueron esclavos en Estados Unidos y, sin embargo, dentro de pocos días una persona de dicho color ocupará la Presidencia de esa Nación.

1 comentario:

La Araña Peluda dijo...

La tradición es la ilusión de lo permanente. El ser mortal necesita creerse perenne para obviar un acontecimiento ineludible como es la muerte. En este caso, la insistencia en mantener esa tradición adquiere tintes melodramáticos al tratarse de una "tradición" sin base moral basada en la muerte. La tauromaquia es una ilusión deformada de una mente enferma. Calificarla de "tradición" es un insulto para el resto de las tradiciones. Una tradición es comer uvas con las campanadas de fin de año; nunca, en ningún caso, matar a un toro a lanzazos.

Tenemos que ayudar a que esas "tradiciones" tomen el camino hacia el barranco del olvido.

salu2!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...