NI UN TORERO VIVO

NI UN TORERO VIVO

Seguidores

miércoles, 31 de marzo de 2010

¡Qué bravo, qué peligroso...!




Contemplad "cuán peligroso" es el toro de lidia. Si alguien se anima que se ponga en contacto con Canal Sur y se interese por la adopción o también podría ser entregado en acogida hasta encontrar un posible adoptante que no le importe tenerlo en su hogar. Imprescindible, demostrar que no se quiere para clavarle objetos punzantes como espadas, banderillas, las prohibidas puyas pero que se siguen utilizando en casi todas las corridas, en definitiva se comprobará que el adoptante no sea un tauricida.

martes, 30 de marzo de 2010

El sonido de la agonía

Para todos aquellos que queráis ver el video del entrenamiento taurino que presentó Portabella en la comparecencia al Parlament de Catalunya, en él se pueden escuchar los lamentos del toro con claridad, ya que no hay ni público ni orquestas para tapar sus bramidos desgarradores ¡¡ es sobrecogedor !!


martes, 23 de marzo de 2010

Animales Rioja ha encontrado familia a más de 300 animales abandonados


Tomado de rioja2.com:


Los miembros fundadores de Animales Rioja son personas con una inquietud, y una preocupación común. "Sentíamos que sólo con ser socios y voluntarios de una protectora no era suficiente.
Necesitábamos algo más, y muchos de los colaboradores actuales, nos conocimos a través de Internet, en foros de ayuda animal donde gente de toda España se moviliza por ofrecer una segunda oportunidad a animales que han sufrido abandonos y maltratos".

Juntando esfuerzos, sacando tiempo y dinero de donde no lo había, comenzaron poco a poco esta labor.

Comienzos duros

"Todos los comienzos son duros, y el nuestro no iba a ser menos, al principio dábamos palos de ciego, pagando residencias caninas, acogiendo a los animales en nuestras propias casas..., todo con el fin de evitarles acabar en la perrera, donde sin duda, terminarían siendo sacrificados si no los adoptaba nadie" aseguran desde Animales Rioja.

A partir de entonces, esta organización tomó conciencia de que el verdadero problema de nuestra comunidad no era el abandono sino el sacrificio de miles de animales en la perrera municipal.

Para evitar este mal mayor Animales Rioja comenzó a dar a conocer a esos animales, que por una cosa u otra siempre parecían estar en segundo plano, ya que la desinformación al respecto en nuestra comunidad es muy grande, según afirman.
"La gente a día de hoy todavía confunde los términos protectora y perrera, cosa inconcebible para los que vivimos este problema desde dentro".

La perrera municipal es un centro gestionado por el ayuntamiento de Logroño y la Comunidad Autónoma de La Rioja, el único que existe en nuestra comunidad ,y al que van a parar los animales que sus dueños ya no quieren y los que aparecen vagando abandonados por toda La Rioja. Sin embargo, Animales Rioja, es una asociación sin ánimo de lucro que difunde los animales que se encuentran en la perrera e intenta evitar que sean sacrificados, pero esos animales están bajo custodia de las autoridades, no de esta asociación.

Por otra parte también tienen animales bajo su custodia que, por un motivo u otro, han acogido mientras encontramos un buen hogar para ellos.

"Cuando una persona se quiere deshacer, de su animal de compañía lo deja en la perrera, sin saber cual será el destino de ese animal, el sacrificio o la adopción, ignorando que en la mayoría de los casos el final del que hasta ahora ha sido su más fiel compañero será una inyección que le sumirá en un sueño eterno".

Bajo esta perspectiva, comenzaron a sacar fotos de todos los animales que se encontraban allí, y poco a poco, gracias a Internet la búsqueda de adoptantes dio frutos.

En principio la gran mayoría de fuera de La Rioja. "Gracias a las asociaciones APA SOS Vitoria y Laylayzarpas de Bilbao, que nos asesoraron sobre como hacer las cosas. Nos ayudaban desde sus asociaciones a que los animales salieran con su contrato, su preseguimiento y su seguimiento, nos ofrecieron sus descuentos para transporte con el plan amigo de MRW..." comentan desde Animales Rioja.

Actualmente cuentan con la inestimable ayuda de Assam Vizcaya, con la que mantienen una colaboración muy estrecha, tanto en difusión búsqueda de adoptantes y acogidas.Todo esto esta haciendo posible que las adopciones sean mayores para todos.

Con la creación de una página web, de dominio gratuito comenzaron a tener cientos de visitas y ayuda desinteresada, como es el caso de las asociaciones altruistas anteriormente mencionadas. "Nuestro día a día se convirtió, en visitas diarias a la perrera, hacer fotos, y subirlas en nuestra página web". A partir de entonces Animales Rioja decidió constituirse legalmente como asociación.

En a penas un año de vida esta asociación ha conseguido encontrar familias a más de 300 animales, muchos de ellos en Alemania, Austria y resto de España.

"Sin refugio, sin subvenciones, y con los pocos voluntarios de los que disponemos, luchamos día a día por cambiar una cruda realidad que nos afecta a todos".

ALGUNOS CASOS

En a penas 12 meses de vida se han encontrado con casos realmente duros.Historias que parecen el guión de una película. Estas son algunas de ellas:



Koko, buldog Frances de 6 meses, entregado en la perrera por ser epiléptico por su anterior dueño.
Después de un mes de cuidados y atenciones Koko está felizmente adoptado en Alemania.




Scooby, cachorro de dogo alemán de 4 meses de edad dejado en la perrera porque no andaba, lo sacamos de ahí y en 2 días en su casa de acogida ya empezó a caminar un poco. Ahora, después de unas semanas de contínuas visitas al veterinario y mucho cariño, muchas atenciones y mucha dedicación de nuestra compañera, Scooby anda, sube escaleras, corretea y juega con otros perrillos. Aún no sabemos exactamente qué le pudo pasar ni porqué no se movía, pero seguimos intentado descubrirlo y, lo que si sabemos, es que Scooby tiene una oportunidad de ser feliz en un hogar.


Nala, una mastina de 1 año que vivía atada día y noche a la intemperie sobre sus propios excrementos acumulados con el paso de los meses. Justo cuando la asociación se disponía a denunciar su situación, Nala apareció en la perrera. Tenía un tumor en una de sus patas que le molestaba enormemente al caminar. Su mirada, mezcla de súplica de ayuda y de bondad nos cautivó desde el principio. Conseguimos llevar a Nala a Madrid, donde una veterinaria le operó el bulto de manera completamente altruista. Estando allí, y por cosas que pasan en la vida, Nala quedó preñada, pariendo 11 hermosos cachorros. Los trajimos a todos a Logroño, menos a 2 cachorros que se quedaron en Madrid, de los cuales uno falleció y otra está adoptada allí. Aquí, los demás cachorros de Nala fueron muriendo uno tras otro, víctimas del moquillo, tan sólo quedaron Tyra y Disco, felizmente adoptados en Barcelona y Logroño respectivamente. Pero Nala seguía aquí, tenía muchos pretendientes, pero nadie se decidía a adoptarla, hasta que un día aparecieron Iris y Hans, dos personas maravillosas que la primera semana de Marzo vinieron desde Alemania a por su Nala, de la que se enamoraron nada más verla, como nos pasó a nosotras. Junto con Nala se han ido adoptados a Alemania Koko y Maki, a disfrutar de una magnífica vida que aquí nadie ha querido darles.



Pinta, nuestra "braca flaca" como nosotras le llamábamos, de apenas un año, apareció vagando sola, famélica y deshidrata y acabó en la perrera. Era un saco de piel, huesos y miedo. La mirada de aquella perra reflejaba el sufrimiento que arrastraba. Para ella las manos humanas, sólo servían para golpear, no conocía lo que era una caricia, o simplemente una voz amable.
La sacamos de la perrera, y con esfuerzo, dedicación, y cuidados veterinarios conseguimos hacerle olvidar su traumática existencia. A día de hoy, está felizmente adoptada por el "Grupo de salvamento de personas de la ciudad de Arnedo". Nuestra "Braca Flaca", ahora llamada Mel, tiene la oportunidad de darle al ser humano un poquito de lo que el ser humano nunca le dió a ella, de demostrarle lo que es la bondad, lo que es la lealtad.... medio muerta por personas, ahora su nuevo trabajo es salvarlas.

La intención de Animales Rioja es ayudar a que todos los animales tengan una vida digna y concienciar a las personas de lo que supone tener en su vida un animal, así como fomentar la adopción y minimizar en lo posible los miles de sacrificios al año en esta comunidad.

Desde aquí invitamos a todo el mundo a conocer la situación desesperada de tantos animales con ganas de una oportunidad.

Animales Rioja esta abierto a todo el que quiera colaborar y ayudar a tantos peludos en apuros.

Anímate y ayúdales, merece la pena.

www.animalesrioja.com

lunes, 22 de marzo de 2010

Gallinas enjauladas

En las JAULAS CONVENCIONALES (jaulas en batería), las GALLINAS PONEDORAS viven en un espacio tan reducido -cada una vive durante toda su vida en el espacio equivalente a un folio-, que ni siquiera pueden estirar y batir sus alas o erguirse por completo; no pueden picotear el suelo, bañarse en arena,dormir en palos, ni efectuar ninguna de las actividades que son naturales en ellas.

Por ello, dado la poderosísima presión efectuada en su día por las organizaciones de protección animal de toda Europa, en 1999 se consiguió una normativa europea que, entre otras cosas, estableció el 1 de enero de 2012 como la fecha tope en que las "jaulas convencionales" quedarían prohibidas en toda la UE, dejando así un período de transición para que los productores de huevos pudieran adaptarse. Sin embargo, el pasado mes de febrero, Polonia (un Estado Miembro de la UE)propuso a la COMISIÓN EUROPEA que se prorrogara hasta el año 2017 la fecha de eliminación de estas JAULAS convencionales. Inmediatamente ANPBA se puso en marcha y, junto con las más de 35 organizaciones que forman parte de la ECFA (European Coalition for FarmAnimals), y otras organizaciones europeas, han estado trabajando mucho y ejerciendo lobbying de presión ante el Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la Comisión Europea y ante nuestro Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) para que, en la reunión del Consejo de Ministros europeos del lunes, 22 de febrero de 2010, fuese rechazada la denominada"propuesta polaca". Afortunadamente, el propósito se ha conseguido y Polonia NO se ha salido con la suya.

Sin embargo, es preciso aclarar aquí que la eliminación de las jaulas "en batería" (convencionales) no significa que todas las gallinas vayan a vivir libres. Aún quedarán las llamadas "jaulas enriquecidas" que, aunque dan más espacio a las gallinas, les permiten la yacija en la que bañarse y los aseladeros o palos en los que pernoctar, evidentemente, no estamos conformes con ellas, pero esa será otra batalla legal.

Además de las "jaulas enriquecidas", también quedan las gallinas de producción "en suelo", "campera" y "ecológica", quedando así identificadoslos huevos según el sistema de producción (Real Decreto 372/2003, de 28 demarzo, por el que se establece y regula el registro general deestablecimientos de gallinas ponedoras):

El codigo del Estado Miembro correspondiente a España es "ES" y figura inmediatamente después del código de forma de cría.

GALLINAS. PRODUCCIÓN EN JAULA: código "3ES" impreso en el huevo

GALLINAS. PRODUCCIÓN "EN SUELO": código: "2ES" impreso en el huevo


GALLINAS. PRODUCCIÓN "CAMPERA" (en libertad): código "1ES" impreso en elhuevo

GALLINAS. PRODUCCIÓN "ECOLÓGICA": "0ES" -CEROES- impreso en el huevo.

A aquellos que consumen huevos y cuyo interés prioritario es el bienestar delas gallinas se les recomienda exigir y comprar los huevos de gallinas camperas (1ES) o los ecológicos (0ES).

martes, 16 de marzo de 2010

El señor Tembleques



En esta foto proporcionada por el Zoo de Taronga, un bebé elefante aún por bautizar es asistido por un cuidador en Sidney, Australia, el viernes 12 de Marzo 2010. La cría, que se dió por muerta durante un parto que duró nueve días, se alimenta ella misma y ha recibido el apodo de "Mr. Shuffles" ("Sr. Tembleques") ya que está aprendiendo aún a mantenerse en pie desde que nació el pasado miércoles.

viernes, 12 de marzo de 2010

La declaración de Bien de Interés Cultural es una subvención encubierta de Aguirre para los toros

La Coordinadora Verde de Madrid denuncia que la declaración de Bien de Interés Cultural es una subvención encubierta de Aguirre para los toros

La declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) de la tauromaquia que anunció la pasada semana la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, no es más que un intento de querer salvar los festejos taurinos con impuestos de los ciudadanos madrileños, afirma la Coordinadora Verde de Madrid.

Tras el estallido de la crisis económica, los recortes del gasto público han afectado a todas las partidas regionales, incluyendo la de Asuntos Taurinos, para la que hay prevista una disminución desde los 5,1 millones de euros del año pasado hasta los 2,7 de éste. Pero Aguirre, defensora a ultranza de la tauromaquia, quiere paliar esta reducción al que obliga el maltrecho estado de las arcas públicas con la declaración del BIC, lo que supone una clara subvención encubierta.

La Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid prevé la concesión de ayudas directas o beneficios fiscales para los propietarios de los bienes culturales objetivos de esta protección. Una de las ayudas más claras es el llamado 1% cultural, ya que la normativa regional obliga a destinar ese porcentaje del presupuesto de las obras que se financien total o parcialmente por la Comunidad a la protección del patrimonio histórico.

La Coordinadora Verde de Madrid quiere denunciar que la presidenta Aguirre, tan contraria a las subvenciones públicas cuando se trata de garantizar derechos universales como la educación y la sanidad, quiera subvencionar por la puerta de atrás los festejos taurinos. El declive de la tauromaquia es tan claro que no puede ser ocultado ni por los taurinos más fervorosos. De hecho, el 66,1% de los madrileños asegura no tener ningún interés en las corridas de toros, según una encuesta realizada en 2008 por el instituto Gallup.

El 90% de los festejos taurinos reciben, directa o indirectamente, subvenciones públicas, sin las cuales no podrían subsistir. Cada año, el gasto público en esta partida procedente de todas las administraciones del Estado ronda los 550 millones de euros, alcanzando los 564 en todo el año 2008, a pesar del estallido de la crisis económica. Esto sucede en un país que está a la cola del gasto social en la Eurozona, a 7 puntos del gasto medio que realizan en derechos y servicios públicos los países europeos del euro. Un gasto público que es esencial para proteger a las familias en este complicado contexto de crisis económica. Cada una de estas familias españolas aporta unos 47 euros a la tauromaquia, denuncian desde la Coordinadora Verde de Madrid, que exige una verdadera política social para las familias madrileñas y menos subvenciones para los promotores de una supuesta tradición que no apoya nadie y que sólo da beneficios a una minoría privilegiada.
Fuente: Coordinadora Verde de Madrid

jueves, 11 de marzo de 2010

Jesús Mosterín (artículo en elpais.com)

"Aquí no tomamos el adjetivo negro en su sentido cromático habitual (y mucho menos en sentido racial alguno), sino en el significado peyorativo de siniestro con que hablamos de la novela negra o de un negro porvenir y que los autores regeneracionistas usaban para referirse a la España negra como el compendio de nuestras más tenebrosas tradiciones.
De la palabra latina mores (costumbres) procede nuestro término moral. El conjunto de las costumbres y normas de un grupo o una tribu constituye su moral. Cosa muy distinta es la ética, que es el análisis filosófico y racional de las morales. Mientras la moral puede ser provinciana, la ética siempre es universal. Desde un punto de vista ético, lo importante es determinar si una norma es justificable racionalmente o no; su procedencia tribal, nacional o religiosa es irrelevante. La justificación ética de una norma requiere la argumentación en función de principios generales formales, como la consistencia o la universalidad, o materiales, como la evitación del dolor innecesario. Desde luego, lo que no justifica éticamente nada es que algo sea tradicional.
Algunos parecen incapaces de quitarse sus orejeras tribales a la hora de considerar el final del maltrato público de los toros. No les importa la lógica ni la ética, el sufrimiento ni la crueldad, sino sólo el origen de la costumbre. La crueldad procedente de la propia tribu sería aceptable, pero no la ajena. En cualquier caso, y contra lo que algunos suponen, ni las corridas de toros son específicamente españolas ni los correbous (o encierros) son específicamente catalanes. De hecho, ambas salvajadas se practicaban en otros países de Europa, como Inglaterra, antes de que la Ilustración condujera a su abolición a principios del siglo XIX.
Siempre resulta sospechoso que una práctica aborrecida en casi todo el mundo sea defendida en unos pocos países con el único argumento de ser tradicional en ellos. Aparte de España, las corridas se mantienen sobre todo en México y Colombia, dos de los países más violentos del mundo. Otros países más suaves de Latinoamérica, como Chile, Argentina o Brasil, hace tiempo que las abolieron. Las normas más respetables suelen ser universales. Todo el mundo está de acuerdo en que no se debe matar al vecino, ni mutilar a la vecina, ni quemar el bosque, ni asaltar al viajero. Por desgracia, en muchos sitios hay costumbres locales crueles, sangrientas e injustificables, aunque no por ello menos tradicionales. De hecho, todas las salvajadas son tradicionales allí donde se practican.
Los que escribimos y polemizamos contra la práctica abominable de la ablación del clítoris de las adolescentes en variospaíses africanos recibimos con frecuencia la réplica de que nuestra crítica es inadecuada e incluso colonialista, pues no tiene en cuenta que se trata de prácticas tradicionales de esos pueblos y que las tradiciones no se pueden criticar.
Obviamente, las corridas de toros no tienen nada que ver con la ablación del clítoris, ni son comparables con ella; sin embargo, los defensores de ambas prácticas usan de modo similar el argumento de la tradición para justificarlas. La única moraleja es metodológica: la tradición no justifica nada.
Los españoles no tenemos un gen de la crueldad del que carezcan los ingleses; la diferencia es cultural. En España siguen celebrándose encierros y corridas de toros, pero no en Inglaterra (donde hace dos siglos eran frecuentes), pues los ingleses pasaron por el proceso de racionalización de las ideas y suavización de las costumbres conocido como la Ilustración.
Aquí apenas hubo Ilustración ni pensamiento científico, ético y político modernos. Muchos de nuestros actuales déficits culturales proceden de esa carencia.
A los enemigos de los toros, es decir, a los defensores de las corridas, una vez gastados los cartuchos mojados de las excusas analfabetas, como que el toro no sufre, sólo les quedan dos argumentos: que las corridas son tradicionales y que su abolición atentaría contra la libertad.
Ya hemos visto que la tradición no es justificación de nada. La tortura pública y atroz de animales inocentes (y además rumiantes, los más miedosos, huidizos y pacíficos de todos) es una salvajada injustificable, y como tal es tenida por la inmensa mayoría de la gente y de los filósofos, científicos, veterinarios y juristas de todo el mundo.
Cuando, en el Parlamento de Cataluña, Jorge Wagensberg mostraba uno a uno los instrumentos de tortura de la tauromaquia, desde la divisa hasta el estoque, pasando por la garrocha del picador y las banderillas, y preguntaba: "¿Cree usted que esto no duele?", un escalofrío recorría el espinazo de los asistentes.
Queda el argumento de la libertad, basado en la incomprensión del concepto y en la ausencia de cultura liberal. La libertad que han propugnado los pensadores liberales es la de las transacciones voluntarias entre seres humanos adultos: dos humanos adultos pueden interaccionar entre ellos como quieran, mientras la interacción sea voluntaria por ambas partes y no agredan a terceros. Ni la Iglesia ni el Estado ni ninguna otra instancia pueden interferir en dichas transacciones voluntarias.
Ningún liberal ha defendido un presunto derecho a maltratar y torturar a criaturas indefensas. De hecho, los países que más han contribuido a desarrollar la idea de la libertad, como Inglaterra, han sido los primeros que han abolido los encierros y las corridas de toros. Curiosamente, y es un síntoma de nuestro atraso, la misma discusión que estamos teniendo ahora en España y sobre todo en Cataluña ya se tuvo en Gran Bretaña hace 200 años. Los padres del liberalismo tomaron partido inequívoco contra la crueldad. Ya entonces, frente al burdo sofisma de que, puesto que los caballos o los toros no hablan ni piensan en términos abstractos se los puede torturar impunemente, el gran jurista y filósofo liberal Jeremy Bentham señalaba que la pregunta éticamente relevante no es si pueden hablar o pensar, sino si pueden sufrir.
En vez de crear el partido liberal moderno del que carecemos y de formular una política económica alternativa a la del Gobierno, los dirigentes del Partido Popular se ponen a correr hacia atrás, se enfundan la montera y el capote, pontifican que el mal cultural de las corridas de toros es un bien cultural e invocan las esencias de la España negra para tratar de arañar un par de votos, sin darse cuenta de que a la larga pueden perder muchos más con semejante actitud.
Esperanza Aguirre cita a Goya en primer lugar de sus referencias culturales favorables a la tauromaquia. Lo mismo podría haber acusado a Goya de estar a favor de los fusilamientos, pues también los pintaba.
No le vendría mal repasar los grabados de Goya sobre la tauromaquia para encontrar la más demoledora de las críticas a esa práctica. Las series negras de los disparates, los desastres de la guerra y la tauromaquia nos presentan el más crítico y descarnado retrato de la España negra, un mundo sórdido, oscuro e irracional de violencia y crueldad, habitado por chulos, toreros, verdugos, borrachos e inquisidores.
Goya se fue acercando a las posiciones de los ilustrados, como Jovellanos, partidarios de la abolición de los espectáculos taurinos. Y si acabó exiliándose a Francia y viviendo en Burdeos fue por su incompatibilidad con el régimen absolutista ("¡vivan las cadenas!") de Fernando VII, enemigo de la inteligencia, restaurador de la censura y la Inquisición, creador de las escuelas taurinas y gran promotor de las corridas de toros.

Jesús Mosterín es profesor de Investigación en el Instituto de Filosofía del CSIC"
Vía: elpais.com

lunes, 8 de marzo de 2010

Comparecencia de Antonio Moreno en el Parlament de Cataluña

Interesante las palabras de Antonio Moreno, ex-torero, sobre las corridas de toros. A pesar de sus 16 minutos, no se hace larga, más bien deja con ganas de oirle más.
video

viernes, 5 de marzo de 2010

Esperanza Aguirre, qué hipócrita eres

Interesante lo hipócrita que se puede llegar a ser:

El video que sigue es muy interesante, sobre todo el minuto 0.46 ("soy amante de los animales").

Por lo que podemos deducir que para esta despreciable mujer, los toros (y los perros) no entran en su definición de animales.


¿Qué prefieres...?


La memoria del llanto

Coincidiendo con la repugnante noticia de que la mujer esa a la que le gusta llamar hijopu.. a compañeros de su propio partido quiere que la Comunidad de Madrid declare las corridas como bien de interés cultural (¿pero qué coño de cultura?), inserto un texto aparecido hoy mismo en elpais.com :

La memoria del llanto (FRANCISCO GONZÁLEZ LEDESMA)

Perdonen si empiezo con una confidencia personal: yo, que soy contrario a los toros, entiendo de toros. Durante años, cuando me recogieron en Zaragoza durante la posguerra, traté casi diariamente con don Celestino Martín, que era el empresario de la plaza. Eso me permitió conocer a los grandes de la época: Jaime Noain, El Estudiante, Rafaelillo, Nicanor Villalta. Me permitió conocer también, a mi pesar, el mundo del toro: las palizas con sacos de arena al animal prisionero para quebrantarlo, los largos ayunos sustituidos poco antes de la fiesta por una comida excesiva para que el toro se sintiera cansado, la técnica de hacerle dar con la capa varias vueltas al ruedo para agotarlo... Si algún lector va a la plaza, le ruego observe el agotamiento del animal y cómo respira. Y eso antes de empezar.

Vi las puyas, las tuve en la mano, las sentí. El que pague por ver cómo a un ser vivo y noble le clavan eso debería pedir perdón a su conciencia y pedir perdón a Dios. ¿Quién es capaz de decir que eso no destroza? ¿Quién es capaz de decir que eso no causa dolor? Pero, claro, el torero, es decir, el artista necesita protegerse. La pica le rompe al toro los músculos del cuello, y a partir de entonces el animal no puede girar la cabeza y sólo logra embestir de frente. Así el famoso sabe por dónde van a pasar los cuernos y arrimarse después como un héroe, manchándose con la sangre del lomo del animal a mayor gloria de su valentía y su arte.

Me di cuenta, en mi ingenuidad de muchacho (los ingenuos ven la verdad), de que el toro era el único inocente que había en la plaza, que sólo buscaba una salida al ruedo del suplicio, tanto que a veces, en su desesperación, se lanzaba al tendido. Lo vi sufrir estocadas y estocadas, porque casi nunca se le mata a la primera, y ha quedado en mi memoria un pobre toro gimiendo en el centro de la plaza, con el estoque a medio clavar, pidiendo una piedad inútil. ¡El animal estaba pidiendo piedad...! Eso ha quedado en la memoria secreta que todos tenemos, mi memoria del llanto.

Y en esa memoria del llanto está el horror de las banderillas negras. A un pobre animal manso le clavaron esas varas con explosivos que le hacían saltar a pedazos la carne. Y la gente pagaba por verlo.

El que acude a la plaza debería hacer uso de ese sentido de la igualdad que todos tenemos y darse cuenta de que va a ver un juego de muerte y tortura con un solo perdedor: el animal. El peligro del toreo, además de inmoral como espectáculo, es efectista, y si no lo fuera, si encima pagáramos para ver morir a un hombre, faltarían manos y leyes para prohibir la fiesta.

Gente docta me dice: te equivocas. Esto es una tradición. Cierto. Pero gente docta me recuerda: teníamos la tradición de quemar vivos a los herejes en la plaza pública, la de ejecutar a garrote ante toda una ciudad, la de la esclavitud, la de la educación a palos. Todas esas tradiciones las hemos ido eliminando a base de leyes, cultura y valores humanos. ¿No habrá una ley para prohibir esa última tortura, por la cual además pagamos?

Perdonen a este viejo periodista que aún sabe mirar a los ojos de un animal y no ha perdido la memoria del llanto.

Francisco González Ledesma es periodista y escritor.

jueves, 4 de marzo de 2010

La bondad de los toros

Antes de que se me olvide: ¿Qué tendrá que ver denunciar la injusticia y querer prohibir las corridas en Cataluña con los planteamientos nacionalistas? SOY ESPAÑOL Y ANTITAURINO, Y NO ME IMPORTARÍA SER CATALÁN.
Dicho lo cual, a lo que iba. Anarroseo un artículo que he visto en la web del PACMA:
Por Mercedes Cano

Yo he visto a menudo toros en las dehesas, porque he estado 8 años estudiando la sociedad de La Alberca, en Salamanca, e iba y venía tres veces a la semana, para dar mis clases aquí y vivir allí. Hay montones de dehesas por el camino. Un a noche de invierno, había un toro sentado en medio de la carretera. Se había resbalado desde una finca que había en la linde, y había pasado por debajo de la valla. Intenté levantarle para que no le atropellaran, pero ni se movía. Ni me hizo absolutamente nada, a pesar de que le empujaba con todas mis fuerzas.
Cuando mi hija tenía cuatro años (o tres, no me acuerdo) fuimos con mis padres y mi sobrino, siete meses mayor, a visitar a un cliente de mi padre (era abogado) Allí había un cercado con toros y vacas, y una vaca brava acababa de parir. En un descuido, mi hija pasó por la valla y se dirigió resuelta hacia la vaca. Al hombre aquel casi le da un soponcio. NO quería que yo fuera a por ella, porque decía que a una niña a lo mejor no le hacían nada, pero que a un adulto sí. Pero los toros habían cerrado círculo en torno a la vaca con su cría y a mi hija,. Y yo temía que le aplastaran sin querer. Así, que pasé por la valla, con mi sobrino encaramado a ella llamando a gritos a mi hija. Entré en el círculo de toros, que me daban los cuartos traseros, apartándoles con la mano. A la altura de mis ojos pasaba el arranque de sus cuernos. Tenía que abrirme paso a ambos lados. Allí, en el centro, estaba mi hija, hablando con el becerro y la vaca. Todos la miraban y la escuchaban. Me imagino que estaban alucinados.

Le cogí de la mano, y me dirigí lentamente con ella hacia la valla. Los toros abrieron el círculo para dejarnos pasar, y nos siguieron. La procesión era la siguiente: La primera yo, llevando de la mano a mi hija. A continuación ella, vuelta hacia los toros y sin dejar de hablar; nos seguían, por este orden, el becerro, la vaca y los toros.

Al llegar a la valla, la pasé entre los palos y luego lo hice yo. Ella estaba tan tranquila, los toros también, pero mi sobrino y el ganadero casi se desmayan.

Así que nadie me puede decir que los toros son agresivos por naturaleza. Una vaca recién parida y toda su manada no hicieron nada a una niña charlatana y a su madre. Yo creo que, simplemente, les pareció que eran dos crías jugando y dos madres velando por ellas. Los toros no fueron especistas. Desde entonces, cada vez que veía un toro vigilaba a mi hija, que iba corriendo a abrazarle. Cuanto más grande y más negro, más le atraía.
Por supuesto, mi discurso sobre la bondad de los toros para que el ganadero (no era el cliente de mi padre) les dejase en paz, cayó en saco roto.

miércoles, 3 de marzo de 2010

¿Esto no duele? (Artículo de elmundo.es)


"Vengo a defender sólo una frase: No es admisible un espectáculo que se basa o se requiere del sufrimiento de un ser vivo". Así ha arrancado su discurso Jorge Wagensberg, uno de los ponentes que ha defendido la ILP (Iniciativa Legislativa Popular) para la abolición de las corridas de toros en Cataluña.

Wagensberg, reputado doctor en Física, director del museo Cosmocaixa de 1991 a 2005 y Creu de Sant Jordi en 2007, ha pedido la supresión de las corridas de toros "en nombre del progreso moral" de la civilización. Así, ha recordado tradiciones cruentas que se han ido suprimiendo a lo largo de los años por ese progreso moral, como las ejecuciones públicas o las apuestas en las peleas de gallos o de perros. Pero, ha admitido, "aún quedan algunos espectáculos" que serán suprimidos por ese mismo progreso moral en el futuro. Ha puesto, como ejemplo, el boxeo.

El científico ha asegurado tajante, en respuesta a quienes defienden la "buena vida" del toro de lidia, que el animal sí sufre en las corridas. Para materializar su argumentación, ha sacado en la comisión parlamentaria diversos instrumentos taurinos: una banderilla, un estoque, una divisa, una puya... Y, alzándolos, ha preguntado a los diputados: "¿Esto no duele?"

El tercer pilar de la argumentación de Wagensberg ha llegado casi al final de su discurso: "Esto no tiene nada que ver con la identificación colectiva". Así, el científico responde a quienes buscan centrar este debate entre catalanistas y españolistas.

David Pérez (PSC), protaurino, le ha respondido que está totalmente de acuerdo en que no es una cuestión identitaria, pero que "muchos en esta sala pretenden que sí lo sea".

Espido Freire apela a la 'angustia'
Espido Freire, la más mediática de las comparecientes en el bando abolicionista, inauguró las comparecencias a favor de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) admitiendo su "angustia" por el torero y el toro.

La escritora, que ha querido distinguir entre arte y toreo en su discurso, ha apelado que "la literatura, el arte, sirve para eso, para jugar a esas catarsis colectivas", sin necesidad de hacer reales actos como la Fiesta.

Además, ha nombrado a Hemingway, quien elevó e hizo popular en todo el mundo la fiesta. Para el escritor, ha afirmado Freire, España era "un país exótico y primitivo que aprobaba la violencia". Ahora, ha argumentado la escritora, una visión del país así causaría ofensas.

lunes, 1 de marzo de 2010

Spot antitaurino

Comercial creado por Willi Berckemeyer para S.O.S contra las corridas de Toro. El director de este comercial es Olivier Hourton.


Yo iba para honrada... pero me quede en diputada



Leyre Pajín se queja, tal vez con razón, de que el montante de su salario mensual se haya aireado en algunos medios de comunicación. Se habló de que la secretaria de organización del PSOE trincaba veinte mil euros mensuales, limpios de polvo y paja, pero la propia interesada ha aclarado que no, que son sólo cinco mil.

A continuación ha aclarado que se embolsa otros 90.000 euros al año por haber sido Secretaria de Estado, pero eso no es un sueldo sino una indemnización que todos los altos cargos se embolsan durante dos años tras dejar el puesto.

Pajín es el ejemplo claro de por qué el sistema no da más de sí. Una señorita que no ha hecho otra cosa en su vida que medrar en un partido político, está con treinta y pocos años trincando doce mil euros mensuales del bolsillo de todos los españoles. Jamás ha trabajado, jamás ha tenido contacto con la economía real, no sabe lo que es una empresa, ni el esfuerzo que se necesita para sacarla adelante, no sabe cómo se crea un puesto de trabajo ni se ha presentado jamás a unas duras oposiciones. Su único mérito es ser socialista. 12.000 euros de trinque al mes, con dos...

Y si alguien la crítica es por machismo, como acaba de contar en su blog. ¿Y aún hay quién se pregunta por qué nos vamos al carajo a toda velocidad?

Por cierto, Leyre Pajín, el día 1 de mayo, sostenía una pancarta, junto a los líderes-estómagos agradecidos de CC.OO y UGT, en la que se podía leer POR UN SALARIO DIGNO. Sin comentarios. 12.000 euros al mes, la niña.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...